Tips para invertir en Bienes Raíces

Tips para invertir en Bienes Raíces

Invertir en bienes raíces es una de las mejores maneras de asegurar tu futuro y tu dinero. Sin embargo, al adquirir un inmueble necesitas tener en cuenta ciertos factores para que tu inversión rinda frutos.

¿Vas a Vender, Rentar o Vivir en él?

Empieza por definir cual es el objetivo de tu inversión ¿Para qué quieres adquirir el inmueble?, ¿Rentarlo, revenderlo, para vivir en él con tu familia? ¿Cuánto quieres invertir? es importante que sepas con qué fin vas a realizar la inversión para que tengas muy claro la zona en la que más te conviene comprarlo.

No será lo mismo adquirir un inmueble para que vivas en él, que adquirir uno para rentarlo.

¡Busca una inmobiliaria con experiencia!

Adquirir un inmueble no debe traerte preocupaciones ni problemas, al contrario, es una inversión que está asegurando tu dinero y tu futuro. Es por eso que uno de nuestros primeros consejos es que te fijes en la inmobiliaria con la que estás haciendo el trato o con la que te está asesorando en el proceso.

Trabajar con una empresa sólida con experiencia en el mercado inmobiliario es lo ideal, pues te garantiza que tienen el conocimiento para saber cuáles son las zonas en donde debes invertir, hacia dónde se dirige el crecimiento de la ciudad, y el tipo de inmueble ideal para ti. Y más aún si no vives en la ciudad en la cual quieres invertir.

La inversión en bienes raíces es a largo plazo

Uno de los errores más comunes es creer que el retorno de la inversión será inmediato, debes hacerlo de una manera inteligente y estratégica para que puedas hacer crecer tu dinero. Esto toma tiempo y se debe al incremento de la plusvalía.

Has una investigación del mercado inmobiliario

Puedes invertir en bienes raíces incluso en tiempos de crisis, pero debes analizar la situación para ver cuáles son tus mejores opciones.

Analizar el mercado te ayudará también a pensar el tipo de inmueble que quieres adquirir y el uso que podrías darle.

¿Plusvalía?

¿Qué es la plusvalía? es la diferencia monetaria entre el precio de compra y el de venta, la cual incrementa gracias a la zona en la que se localiza el inmueble, factores como la seguridad, plazas comerciales, desarrollos, escuelas, hospitales, conectividad, influyen mucho en el aumento de la plusvalía.

La plusvalía no depende de ti, sino de la ubicación de la zona y de todos los desarrollos alrededor, que hacen que la diferencia entre el precio en que la compraste y el precio en el cual la vas a vender se incremente a tu favor

¡Invierte en terrenos!

Los terrenos son excelentes adquisiciones si lo que quieres es realizar tu primera inversión inmobiliaria pero no tienes el presupuesto para comprar una casa o no estás interesado en adquirir una.

Claro es muy importante que recuerdes analizar el mercado y fíjate en la plusvalía.

Si quieres lograr una buena inversión la clave es ver más allá de lo que está sucediendo ahora.

Compra en preventa

Comprar casas y departamentos en preventa tiene muchos beneficios que debes aprovechar dependiendo de lo que estés buscando.

Uno de los grandes beneficios de comprar en preventa es que te asegura un mayor retorno de inversión ya que los precios de los inmuebles aumentan conforme avanza el periodo de construcción o estas se van haciendo populares.

Considera el acceso y la conectividad

El acceso y la conectividad del inmueble son dos de los elementos que interactúan en el crecimiento de la plusvalía no solo se trata de lo que está cerca sino de cómo podemos acceder a ellos y hacia qué otros lugares se puede llegar, también te pueden dar pistas de cómo hacer que tu inversión rinda más.

Considera las amenidades

Las amenidades de un inmueble también ayudan al incremento de su plusvalía. La necesidad de los habitantes por mejorar su bienestar y calidad de vida han llevado a que los desarrollos inmobiliarios se preocupen por brindar espacios que estos puedan aprovechar cómodamente de acuerdo con sus prioridades, procura invertir en propiedades que cuenten con amenidades que incrementen su valor. 

Piensa con la cabeza no con el corazón

Muchas veces nos enamoramos de un inmueble, pero este no se encuentra en una zona que nos aporte plusvalía, lo que acabará afectando nuestra inversión y el retorno de esta.

Evita pensar en un inmueble para algo de toda la vida. Si bien es una inversión a largo plazo, es importante que no te apegues a él de tal grado que te impida ver el retorno de inversión que puedes lograr con él.

Los bienes inmuebles son un negocio y debes pensar en tus inmuebles de la misma manera.

¿Cuál es el mejor momento para invertir?

Si lo que quieres es asegurar tu futuro y garantizar tu inversión, debes empezar desde ahora.

“Si deseas comprar una propiedad con seguridad, contáctanos con gusto te ayudaremos.”

¿Te ha gustado? compártela en redes sociales

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar